Yoga restaurativo: el mejor estilo de yoga si has tenido un parto difícil

Si te sientes nerviosa por volver a practicar yoga después de un parto difícil, es importante que encuentres un profesor que entienda tus necesidades y esté dispuesto a adaptar sus clases en consecuencia.

También puede ser útil probar diferentes tipos de yoga para encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades.


El yoga restaurativo es la mejor manera de volver a poner a tu cuerpo en forma después del embarazo.


Puedes recuperarte más rápido del parto, prevenir pequeñas lesiones y volver a tu vida mucho antes.


El yoga restaurativo es una forma estupenda de relajarse y desestresarse. Después del embarazo, el cuerpo experimenta muchos cambios, como la pérdida de sangre y líquidos. Esto puede hacer que se sienta débil y cansada. Este estilo puede ayudar a aumentar tus niveles de energía al mejorar la circulación del cuerpo y estimular tu metabolismo.


¿Cómo ayuda el yoga a las mujeres?


El yoga ayuda a las mujeres de diversas maneras. Puede ayudar a aliviar los dolores y molestias que suelen acompañar al embarazo y a la recuperación posparto. También puede utilizarse como válvula de escape para aliviar el estrés, especialmente si se siente abrumada por las exigencias del cuidado de un recién nacido. El yoga puede ayudarte a conectar de nuevo con tu cuerpo después del parto y a mejorar tu postura, flexibilidad y equilibrio.


Los 6 mejores consejos para mujeres que han tenido un parto difícil:



1. No tengas miedo de pedir ayuda. Si tienes problemas de depresión o ansiedad postnatal, busca apoyo profesional de tu médico de cabecera o matrona lo antes posible.


2. No tengas miedo de tus sentimientos. Permítete sentirte enfadada, triste o frustrada sin juzgarte por ello.


3. Mantente en contacto con otras mujeres y nuevas madres. Esto puede hacerse a través de un grupo postnatal local, foros de Facebook o Twitter y comunidades de apoyo online.


4. No sientas que tienes que hacerlo todo tú. Pide a tu pareja o a tus familiares que te ayuden a cuidar de tu bebé para poder descansar cuando lo necesites.


5. Cuida tu salud,y aliméntate bien especialmente si tienes depresión o ansiedad postnatal.


6. Pide ayuda a un profesional, como un consejero, un psicólogo o un trabajador social, si tienes problemas con los síntomas de la depresión o la ansiedad postnatal.


¿Cuándo puedo volver al yoga después de dar a luz?


Es importante esperar hasta que tu médico te dé el visto bueno. Si tienes una cesárea, pregunta a tu médico cuándo es seguro volver a practicar yoga.


El cuerpo puede tardar hasta cuatro semanas en recuperarse del parto y volver a sentirse como antes, así que no te precipites.


Cuando vuelvas a practicar yoga, empieza poco a poco. La mayoría de los expertos recomiendan esperar al menos dos semanas antes de volver a practicar con regularidad. También debes evitar las posturas que requieran estar tumbada sobre la espalda después del parto, ya que pueden provocar coágulos de sangre en los pulmones tras el parto.


¿Qué estilo de yoga es bueno practicar si tengo poca movilidad?


Si tienes poca movilidad, lo mejor es que practiques yoga restaurativo.


Esta forma de yoga se centra en estiramientos suaves que mejoran la flexibilidad y la fuerza, al tiempo que relajan la mente. También es una forma estupenda de aumentar tus niveles de energía después del parto si te sientes cansada o agotada.


El yoga restaurativo es especialmente bueno para las mujeres que han dado a luz recientemente.


Es una forma de ejercicio suave que ayuda a aumentar la movilidad y la flexibilidad mientras relaja la mente. También tiene muchos beneficios para las nuevas madres, como la reducción de los niveles de estrés y la mejora de la calidad del sueño.


Es un buen puente para volver a la normalidad de tu práctica ya que irás poniendo tu musculatura a tono y podrás volver a los estilos más tradicionales poco a poco.




0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo