YOGA EMBARAZO SEGUNDO TRIMESTRE 

Ya estás en el segundo trimestre de embarazo, ¡enhorabuena! Las náuseas matutinas probablemente hayan pasado y te sientes mejor y más llena de vitalidad: es hora de empezar a practicar yoga prenatal de forma segura. ¿Tienes alguna duda sobre qué posturas de yoga son más recomendadas en el segundo trimestre de embarazo ?.

A partir de la semana 12 de embarazo comienzan los grandes cambios, tanto físicos como mentales, y tenemos una gran oportunidad de tomar conciencia de ellos. Comenzamos a sentir que nuestro bebé se mueve y pueden aparecer nuevas sensaciones que nunca antes se habían experimentado. ¡Todo es único!
Practicar yoga con movimientos suaves es muy recomendable a partir de este momento y las siguientes posturas ayudarán a la embarazada a llevarlo mejor. 

LAS MEJORES POSTURAS DE YOGA PARA EL SEGUNDO TRIMESTRE DE EMBARAZO

1. Postura del zapatero (Baddha konasana)
Esta postura es una excelente manera de empezar la práctica alineando la columna vertebral y aportando mayor espacio a la respiración para eliminar la presión en la zona baja de la espalda. Colocaremos unas mantas o un cojín pegados en una pared para sentarnos siempre y cuando las rodillas estén a la misma altura o por debajo de las caderas para liberar la pelvis y la presión en la zona lumbar. Cerramos los ojos, llevamos suavemente las manos en el vientre y sentimos nuestras respiración natural.

2. Extensión lateral con las piernas cruzadas

Esta postura es muy gratificante porque aumenta el espacio intercostal y gana más espacio al dejar espacio para el músculo respiratorio principal, el diafragma. A medida que avanza el embarazo, nuestra respiración se comprime y crear espacio con posturas abiertas es muy beneficioso. Nos sentamos con las piernas cruzadas y colocamos la mano derecha en el suelo. El brazo izquierdo se extendía sobre la cabeza y correspondía a la oreja izquierda. Así que cambiemos de bando. 

3. Postura del gato (Marjaryasana)

Una postura muy beneficiosa que es excelente para desarrollar la atención en todos los espacios intervertebrales. Aquí prestaremos especial atención a la coordinación de la respiración con el movimiento. Nos pondremos  4 apoyos. Manos separadas a la altura de los hombros con toda la palma y dedos bien abiertos y las rodillas separadas, adaptando el espacio que necesita nuestra barriga, respetando todas las curvaturas naturales de nuestra espalda. Mientras inhalamos, extendemos la columna, de vértebra en vértebra, extendiendo toda la espada. Mientras exhalamos, llevamos la barbilla al suelo y el bebé detrás, rodeando toda la columna como un gato que se encrespa.

4. El Medio Puente (Setu Bandha Sarvangasana)

Una postura que moviliza y lubrica cada segmento de la columna, proporcionando mayor circulación sanguínea y mayor flexibilidad. Dependiendo de nuestra comodidad en esta posición, la mantendremos durante más o menos tiempo. Acuéstese boca arriba con las piernas dobladas y los pies separados a la altura de las caderas. Mantenga sus pies alineados con sus rodillas. Al inhalar empezamos a despegar la columna poco a poco, al exhalar bajamos de la vértebra a la vértebra. Es muy importante mantener su atención en la respiración, el estómago y la garganta. Puntos clave que debemos mantener siempre libres. 

5. Torsión en silla

son particularmente buenos para estimular el sistema digestivo y todos sus órganos. Tenga cuidado de no forzar estas posturas, especialmente en la región lumbar y distribuya el peso de manera uniforme sobre ambos glúteos. Sentados en una silla con un lado del cuerpo hacia atrás, separamos los pies y las rodillas a la altura de las caderas, sosteniendo las plantas de los pies. Agarramos el respaldo con las manos y comenzamos a girar lentamente, sin forzar el estómago. 

6. Ardha Uttanasana

(en la pared o silla) Esta postura de extensión de la mitad de la espalda es una postura maravillosa para las mujeres embarazadas al final del día, cuando todo nuestro cuerpo se balancea y nuestro estómago está un poco más apretado de lo habitual. Esta asana, adaptada para el embarazo, nos ayuda a sentirnos más ligeras. Un suave estiramiento de espalda y piernas que no solo las fortalece, sino que también reduce el peso de la pelvis y nos llena de vitalidad. 

 En resumen:

 

Seguimos profundizando en la práctica pero teniendo en cuenta que el peso extra dificulta los ejercicios. Por eso con Ejercicios para embarazadas del segundo trimestre logramos gestionar ese nuevo peso e intentar volver a esa sensación de ligereza.

 Los ejercicios de cadera y espalda son bastante fáciles y no requieren mucho esfuerzo. Siguen siendo muy eficaces para abrir las caderas y facilitar el trabajo. El ejercicio de espalda está diseñado para que esta parte del cuerpo no sufra, al mismo tiempo que mantenemos la seguridad del bebé. 

info@vibrabienestar.com

Tlf: 91304 55 73/ 601 24 23 42

C/Jaime Hermida 9, Bajo

Madrid

©2020  Vibra Bienestar.