• Bea

¿Puedo practicar Yoga estando embarazada?

Pues aquí esta la gran pregunta que todas nos hacemos. ¿Es bueno? ¿ Me vendrá bien?.

No te voy a mentir , hay que tener cuidado, sobre todo en el primer trimestre, ya que es el trimestre de asentamiento del feto y los movimientos y desplazamientos bruscos pueden no ser muy beneficiosos.


Es por ello, que lo primero que debemos hacer es conocer nuestro cuerpo y el éste se conoce a través de la respiración.


En esta etapa es normal tener mareos y nauseas , por ello un control de la respiración y la meditación pueden ayudarnos mucho a aliviar estos síntomas



Por ello durante este trimestre las posturas deben ser más estáticas y basadas en la respiración.


Estas son algunas de las posturas más recomendadas para este primer trimestre:


MOLINILLO: reduce el dolor de espalda durante el embarazo y fortalece la pelvis. Consiste en sentarse en el suelo, las piernas deben estar rectas y abiertas. Con la espalda encorvada y las palmas juntas, debes intentar tocarte los pies. Intente hacer esto en una serie de diez repeticiones, siempre manteniendo los ritmos respiratorios.


PALOMA: permite una mayor circulación sanguínea en los músculos. Para hacer esto debes estar de rodillas, con la pierna delantera doblada hacia adelante, mientras que la pierna trasera debe estar recta. Las manos deben estar en el suelo, en la pierna doblada trata de mantener el talón tan lejos como necesites. Aguanta unos diez segundos o hasta que puedas, nunca presiones el cuerpo.


CUCLILLAS: esta posición te permite estirar la parte superior de la espalda. Debes sentarse con las piernas separadas en el borde de una silla, poner los brazos detrás de las piernas. Levanta los brazos por encima de la cabeza, relájate y exhala mientras realiza esta postura. Luego, apoya los codos sobre las rodillas e intente levantar el tronco. Estos ejercicios pueden ayudar a poner la mente y el cuerpo en completa armonía.


ROTACIÓN DE CINTURA: te permitirá sentirte más ligera, fortalecer tu cintura, caderas y espalda. Los pies deben estar separados y sus brazos a los lados, respira mientras levantas los brazos a la altura de los hombros. Gira el cuerpo hacia la izquierda mientras exhalas y lleva la mano hacia el lado izquierdo. Con el brazo izquierdo alrededor de la cintura desde atrás, mantén los pies firmemente en el suelo en todo momento. Se recomiendan rondas de cinco a diez repeticiones . Siempre sin forzar el cuerpo.


Es muy importante hacer yoga para embarazadas en el primer trimestre, para que su cuerpo se adapte a los cambios para y adaptando al cuerpo para los cambios venideros que vendrán en los próximos meses y poder preparar el cuerpo para el día del parto.


Podemos asegurar que se trata de un entrenamiento de 9 meses, en el cual adaptaremos nuestro cuerpo y nuestra mente a una nueva realidad.


Gracias Yogis,


Namasté


Bea





#yogaprenatal#yogaembarazadas#parto#preparacionembarazo#bebe#

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo