• Bea

Embarazo y Ansiedad ¿Lo hacemos más fácil?

Según un estudio reciente en varios medios de comunicación, el 50% de las mujeres han sufrido ansiedad durante su embarazo en la Pandemia.



¿Es normal sufrir episodios de ansiedad en el embarazo?


Los momentos de ansiedad son, pues, normales, siempre que no sean constantes o lo suficientemente importantes como para condicionar tu vida, impidiendo llevar a cabo actividades normales. En tal caso, la ansiedad se considera un problema que debe consultarse. Bien es cierto, que la coyuntura actual no ayuda a la tranquilidad y la incertidumbre sobre el embarazo y la situación sanitaria pueden incrementar las dolencias.


¿Cuáles son las causas de la ansiedad en el embarazo?


La ansiedad en el embarazo es atribuible, por un lado, a la inestabilidad emocional provocada por el desajuste hormonal típico de este periodo. Además, los cambios que implica la maternidad, la preocupación por el desarrollo del bebé, la gran carga afectiva que comporta el embarazo y las ganas por preparar el hogar para la llegada del bebé son algunas de las causas de ansiedad que puede sentir la mujer durante la gestación . Es el conocido como "síndrome del nido" y afecta a más mujeres de las que podríamos creer.



¿Cómo puede disminuirse?


La ansiedad es uno de los síntomas más difíciles de tratar, dadas sus causas. Lo más importante es entender que sufrir un poco de ansiedad de forma ocasional puede ser completamente normal. Si es leve, se pueden seguir algunas recomendaciones para disminuirla:

• Planterse si el estilo de vida es el correcto. Hay que considerar posibles cambios en el ritmo de vida durante el embarazo, así como en la dieta o la realización de actividades físicas.

• Planificar y racionalizar. Es evidente que un embarazo supone un cambio vital importante, por lo que una buena organización te ayudará a sobrellevar las distintas fases de una forma más racional y calmada.

Si los episodios de ansiedad se suceden de forma continua e importante, es imprescindible consultar con el médico o ginecólogo.


Si con estas pautas no consigue reducir tus niveles de ansiedad te aconsejamos la práctica del yoga y la meditación, para vivir el embarazo de forma más consciente o en situaciones extremas acudir a un profesional para ayudarte en lo que fuera necesario.


Namaste Mis Yoguis.!

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo